jueves, julio 29

Dean, Britta, Warhol, la belleza y las canciones

2 comentarios:
Pasé unas cuantas noches acompañado por canciones que venían de la inspiración de Dean Wareham. Primero con Galaxie 500, después con Luna, más tarde con Dean & Britta. Wareham sabe los acordes que me hacen sentir cómodo y abrigado aunque la temperatura sea bajo cero. Wareham está de regreso, pero nunca se fue (me fuí yo). Dean y Britta acaban de editar "13 Most Beautiful: Songs For Andy Warhol's Screen Tests", unas canciones que hace un tiempo que se pueden escuchar online y que musicalizan unas pruebas de cámara grabadas por Andy Warhol a mediados de los 60. Esta edición, doble y con remixes de Sonic Boom -entre otros-, se suma a un DVD que se había editado el año pasado conteniendo los videos (en los que aparecen Nico, Lou Reed y Dennis Hooper, todos hechos unos pendejos, claro).
Esperamos que esas canciones lleguen rápido a nuestras manos, mientras tanto se puede ir escuchando (y viendo) algo vía You Tube:

Screen Test: Edie Sedgwick - It Dont Rain in Beverly Hills


Screen Test 1. Ann Buchanan


Screen Test: Lou Reed - I'm Not A Young Man Anymore


Txt: J. Pérez
Notas relacionadas:
Del buen uso de la tristeza
DJ Malhumor en BCN


viernes, julio 23

69 cuadros de amor

2 comentarios:
El sábado será la presentación de "69 cuadros de amor", una muestra en la que casi la misma cantidad de artistas representaron una canción del álbum "69 Love Songs", de The Magnetic Fields. La consigna era elegir una de las 69 canciones e inspirados por ella hacer un cuadro

Aquí pueden ver "Yeah Oh Yeah", por Beto, nuestro ilustrador de cabecera.
















"Let's Pretend We Are Bunny Rabbits" ilustrado por H.C.Cañellas
















"Absolutely Cuckoo" por Andrea Cingolani
















Para ver algunos cuadros más desde la comodidad de sus pantallas, pueden dirigirse a este link: http://69cuadrosdeamor.tumblr.com/
Para ver todos colgados, la idea es desafíar al frío y acercarse hasta las paredes del C. C. Matienzo (Matienzo 2424), el sábado 24 de julio después de las 21 hs. Allí habrá además lectura de cartas de amor y la actuación en vivo de unos tipos que se saben algunas de las canciones de ese fantástico disco triple.

lunes, julio 19

Spiritualized: Inspirados por Islandia

2 comentarios:
Atención fans de Jason Pierce y cía. Gracias a la gente de Inspired by Iceland, un proyecto islandés que promueve el turismo en las tierras de Sigur Ros,  Bjork y el volcán Eyjafjallajökull, podemos disfrutar de un buen show de Spiritualized (en su versión Acoustic Mainlines) grabado en vivo en Reykjavík hace pocos días. Un día de frío polar como notarán al observar las vestimentas del público.
El recital se pueden ver completo aquí abajo, pero además entrando al perfil de Vimeo de esta gente se puede bajar tranquilamente sin pagar ni un centavo (si tenés cuenta en Vimeo, claro).
Y esto no es todo, como parte de la misma estrategia de promoción turística, también se puede disfrutar shows de Damien Rice, Amiina y Gus Gus, entre otros; todos grabados en ese país tan lejano que tantas ganas dan de conocer.


Spiritualized from Inspired By Iceland on Vimeo.

domingo, julio 18

Pretemporada, de Juan Schnitman

No hay comentarios.:
Para aquellos a los que les gusta el fútbol y, a la vez, son apasionados del misterio, como Juan Schnitman, conciliar ambos intereses puede resultar complicado. Especialmente Ahora que el fútbol está hipermediatizado e hipervinculomediatizado, es difícil no toparse con cualquier detalle insignificante por las pantallas de nuestras vidas.

No es la primera vez que tenemos acceso a la intimidad de algún equipo. Ni siquiera es la primera vez que tenemos la ocasión de ver la de un equipo del ascenso. Basta recordar “Atlas, la otra pasión”, reality show que, como es propio del género, era mucho show y poco reality. Allí todo estaba cargado de un sentimentalismo exacerbado, de una grandilocuencia que no encajaba muy bien con el relato de un gris empate con Juventud Unida.

Pretemporada, por suerte, no es nada de eso. Esta nueva película de Juan Schnitman nos invita a redescubrir o reinventar el misterio en el fútbol. Y lo hace a partir de entrometerse en el vestuario, hotel, campo de entrenamiento y micro durante una pretemporada del Quilmes de Alberto “Beto” Pascutti. Sin ningún tipo de interacción con la cámara, los jugadores y cuerpo técnico aparecen y desaparecen de la imagen, dejándonos momentos de emocionante medianía en los chistes malos de Pontiroli, en los discursos cursis y poco creíbles de Pascutti o en el desconcierto de los utileros respecto a cuál es el camperón que los jugadores tienen que usar. La pretemporada, como no puede ser de otra manera, es fría, desgastante, rutinaria y pesada. La película no la maquilla, si no que nos la hace sentir en todo su rigor.

Los últimos momentos del film nos entregan los preparativos para finalmente salir a la cancha, y el arduo trabajo de la pretemporada da sus frutos, no sé si futbolística pero sí cinematográficamente. Luego de haber experimentado algo de la inclemente austeridad de la pretemporada, el momento de salir a jugar se hace sentir. La imagen queda en negro durante la arenga previa y el speech motivacional de Pontiroli y los gritos de “¡vamo!” de todo el plantel es todo lo que percibimos, quedando atrapados en ese rito prepartido en el que ya está, ahí se define, o le se le gana a Platense o se pierde (al final empataron 0 a 0), pero ya no es más un ensayo, sino la razón de tanto ensayo.

Se suele decir la gansada de “no sólo para los amantes del fútbol”, pero esta vez es cierto. Pretemporada nos permite sentir los rigores y las esperanzas de los ensayos hasta la agonística arenga final. Hasta ese momento único en la vida en lo que sólo resta decir: ¡Vamo’ eh!

Juan Upma

*Pretemporada se exhibe los domingos de julio a las 19 en el microcine Godard, Maipu 960

martes, julio 13

Todos juntos

No hay comentarios.:

Me dejaron una nota en la cocina con un plano de la casa y la ubicación de los tomates que debo regar dos veces por día. También tengo que alimentar a una gata llamada chica. ¿Cómo llegué a este pueblo de los alpes austríacos? En Frankfurt cambié la bicicleta en la que venía que era mucho más para hacer las compras que para subir montañas. En Frankfurt me encontré también con Andreas que apenas me vió me dijo: Te vas a ir de acá con una bicicleta optimal... También me dijo que quería que me sintiera un rey y así fue. El por qué de estos encuentros y el por qué de tales recibimientos es un misterio. García diría: Karma. Andreas es una especie de cocodrilo dundee tal vez algo menos flaco. Su aire australiano se debe a sus andadas por los desiertos del continente isla que recorrió hace unos años habiendo arreglado con un amigo que con el auto le había dejado depósitos de agua en puntos estratégicos. La australiana es una de sus capas. La otra, la más visible de todas es la argentina. Cuando le pregunté como lo iba a conocer me dijo: voy a llevar puesta una bufanda de Boca. Su casa es un campamento de ciclista permanente. La bicicleta colgada junto a una foto de Maradona, otra de las leonas y varias banderas argentinas. Hay fotos de paisajes también. Una de El salar del hombre muerto donde la bicicleta dijo basta y donde por casualidad lo vio un helicóptero de gendarmería que bajó a rescatarlo. Nunca tuve una camiseta de Argentina. Usé una en el partido contra México que me dio él. Me pidió también que me la llevara para el partido contra Alemania. Cumplí con el karma también y allí estaba yo gol tras gol estoico con la camiseta puesta no por lealtad a Maradona sino por lealtad a Andreas. La patria son algunos amigos. Para ese entonces ya estaba en Stuttgart; después los valles, después el río Iller, después los pueblos con olor a campo, las colinas y por fin los Alpes allá a lo lejos e imponentes. Hace tres meses estaba en los Andes bolivianos; en Potosí recibí un mensaje estilo misión imposible y casi sin darme cuenta estaba en otras montañas. Después de Bolivia, pensé, Europa en bici es pan comido. Lo mismo pensó Maradona de Alemania. Los Alpes no serán tan altos pero los caminos apuntan directo a la cima. No se cómo llegaré al otro lado pero allí voy. Antes tengo que regar los tomates. La casa tiene una inscripción de 1722 en el frente; es gigante y alberga a varios amigos que por distintas razones no están. Estoy yo y la gata. Hay un granero como en las películas con lugar para mi bicicleta, una jirafa y dos elefantes. Allí me propongo ver los capítulos de la tercera temporada de True Blood cuya segunda temporada fue terriblemente buena. Parece que ahora los vampiros se la verán con los hombres-lobo. Debo aprender como lidiar con ellos si es que me voy a adentrar en el bosque.

Dj malhumor

viernes, julio 9

Autobahn

No hay comentarios.:
Río Rhin arriba; o contracorriente. El paisaje más colonizado del planeta. Sin embargo encuentro a la noche un lugar para dormir. No todo esta bajo control; ni la policía anda buscando djs en bicicleta. Estoy cansado. Ví el primer tiempo de Inglaterra-Argelia en Koblenz donde el Rhin se junta con el Mosel. Muy aburrido. El partido. A metros del río me meto en la bolsa de dormir y del otro lado se ven fuegos artificiales y más allá un castillo iluminado. Alegría. Es verano, la gente está afuera todo el tiempo; los días son largos y las noches claras. Duermo, despierto duermo. El Rhin ahí nomás. ¿Y si sube? Que me lleve. Quiero dormir. El sueño puede todo. La incomodidad, el temor, el ruido en el oído. Mi reino por unas horas de sueño. Abro los ojos y amanece. Mejor dicho está por amanecer. Tengo la conciencia de haber escuchado los barcos pasar. Puede ser. Barcos que pueden venir de tan lejos como el Mar Negro. Lecciones de geografía del secundario.


Dj malhumor