viernes, abril 30

A leer, amigos

No hay comentarios.:
Beyond the Valley of the Dolls es una de nuestras películas favoritas, al igual que la filmografía completa de Russ Meyer, un verdadero genio, a quien ya nos referimos como el dios de las tetas.

Ahora bien, por más increíble que suene, el mofletudo crítico Roger Ebert fue el responsable del psicodélico guión que Meyer llevó a la pantalla. Sí, sí, fue él, por más lejano que pueda parecer al leer muchas de sus críticas...

La cuestión es que Ebert tenia preparado otro guión para Meyer, uno que escribió pensando en los Sex Pistols, a instancias de Malcolm McLaren, como cuenta en esta entrada de su blog.

El resultado, nunca llevado a la pantalla se debatía entre dos nombres: "Anarquía en el Reino Unido" y "¿Quién mató a Bambi". Dan ganitas de ver esa película, ¿no? Quienes busquen algún premio consuelo, no se preocupen, acá se puede leer.

lunes, abril 26

Bafici 2010: el voto del Staff de Encerrados Afuera

No hay comentarios.:
Nos tomamos una semanita para meditar, pero acá están finalmente nuestras conclusiones del Bafici 2010. A los integrantes habituales del site, en esta oportunidad se le sumaron un par de amigos nuevos. Esperamos que nuestros comentarios hayan servido para algo, y si no fué así: el año que viene habrá revancha.

Pablo Conde
1) Mejor película: Reñido entre Os famosos e os duendes da morte, Viajo porque preciso, volto porque te amo y Strange Powers
2) Peor película: Peleado entre Sewer y White Days. Siempre y cuando ignoremos alegremente a Trash Humpers.
3) Mejor escena lisérgica: La ensoñación erótica del muchachito en Leslie, My Name is Evil
4) Mejor escena de sexo: La verdad es que no recuerdo ninguna para destacar, más allá de Leslie...
5) Mejor banda de sonido y/o canción: Os famosos e os duendes da morte.
6) El personaje: Indiscutible: ¡el Charles Bronson chileno!
7) El inflado: Black Dynamite.
8) Basta ya de: Medianoches con película de merrrda.
9) La frase: En una mesa de programadores de festivales internacionales, el conductor del encuentro presentó a tres invitados diciendo que era "gente muy importante del mundo del cine". "¡No! Es una broma..." fue lo que dijo, acto seguido. Los invitados y el público asistente, sorprendidos. Qué falta de tacto, mi querido señor...
10) En el Bafici 13 estaría bueno: Que no se sintiese tanto esa actitud extraña en la que el festival parece estar dándole cátedra a su propio público.

Jota Pérez - Cantidad de películas vistas 19 (la tormenta del último domingo me impidió llegar a la veintena, y bué)
1) Mejor película
Leslie, my name is evil. Strange Powers. Los famosos y los duendes de la muerte. Content. Les Beaux Gosses.
2) Peor película
Elegí mejor que otros años, o dicho de otra manera, no me arriesgue tanto. Ví Manuel de Ribera pensando que podía estar bien, pero no. Velódromo fué otra tortura.
3) Mejor escena lisérgica
Poco flasheo este año.
4) Mejor escena de sexo
Leslie tiene buenos momentos ¡que podrían haber durado más!
5) Mejor banda de sonido y/o canción
Los famosos y los duendes de la muerte. Papa was a rodeo de Magnetic Fields en Strange Powers. Los rastas cantando By the Rivers of Babylon en Rocksteady.
6) El personaje
Los Jay  y Silent Bob chilenos de "Te creís la más linda".
7) El inflado
Uf, el catálogo le dió con todo al inflador y este año batió su propio record ¡felicitaciones a todos los vendedores de humo que engalanan con sus adjetivos esas maravillosas páginas!
8) Basta ya de...
Avisos institucionales resueltos en un solo plano. Una cara de nabo en primer plano no dice nada, menos un paneo entre arbustos para encontrar a una chica leyendo. ¿o sí dice algo y soy yo el que no quiere escuchar o no decodifica el mensaje? Uh, que duda che. Y basta de esa tanda publicitaria interminable; salvo un par, son avisos que venimos viendo desde hace mil años! Menos mal que este año zafamos de las postales.
9) La frase
"Mmmmmseeee, no está mal, pero tampoco está muy bien", o variantes similares de parte de varios amigos, conocidos y desconocidos al preguntarle que tal estaba lo que habían visto...
10) En el Bafici 13 estaría bueno...
Que otra vez las secciones Musical y Nocturna den ganas de ver todas las películas y no tener que conformarse con lo que hay. Que venga Harmony Korinne así lo llevamos a Chau Campeón a comer un bondiolapan y después lo llevamos a pasear en un carrito de cartonero.

Juan Upma - Cantidad de películas vistas 15
1) Mejor película Oxhide (Liu Jiayin)
2) Peor película Red dragonflies
3) Mejor escena lisérgica: El supermundo virtual de Oz transformando en un gigante virtual-basura en Summer Wars
4) Mejor escena de sexo: Como siempre Tsai, aunque se repita, la escena musical en un baño-frigorífico entre pedazos de carne y cubitos. Y el blow job de Mathieu Amalric a Lee Kang Sheng interrumpido por la muerte de la madre de Lee.
5) Mejor banda de sonido y/o canción: Papa was a rodeo en vivo por los Magnetic fields es insuperable.
6) El personaje: El padre torpe, que se complica tratando de hacerse el canchero y que está obsesionado con la altura de su hija en Oxhide.
7) El inflado Police, adjective. Película chatísima, sin imaginación, más gris que el personaje.
8) Basta ya de... cine indie genérico sobre la incomunicación, de sufrir en el cine para ver películas sin ideas, que te torturan dos horas para transmitir lo mismo que otras mil películas y de la misma insoportable manera. (Red dragonflies, mucho de Police, adjective, etc)
9) La frase "El problema no es sólo que no está creciendo, sino que me parece que se está achicando" del triste padre de familia en Oxhide, midiendo diariamente a su hija.
10) En el Bafici 13 estaría bueno menos películas (400 es un numero disparatado, efectista pero inútil) y más criterio. Hay películas que es inentendible que hayan sido seleccionadas, pero de verdad inentendible. También estaría bueno que vuelva Nacho Vegas o que hagan una película sobre Astrud simplemente para traerlos.

Invitada especial:
Milagros Amondaray (en twitter y fotolog: milyyorke // en tumblr: fuckyeahteacuphuman)
Cantidad de películas vistas: demasiado pocas para mi gusto
1) Mejor película: Velódromo
2) Peor película: Ocio
3) Mejor escena lisérgica: ninguna de las que vi califica como lisérgica. Lo más cerca, algo de Petit
4) Mejor escena de sexo: cero sexo en el bafici que yo vi
5) Mejor banda de sonido y/o canción: "Raindrops Keep Fallin' on my Head" + "Fade into You" en Velódromo
6) El personaje: Ariel Roth, Velódromo
7) El inflado: cayendo en la obviedad: Harmony Korine
8) Basta ya de...: los finales no finales de ciertas películas
9) La frase: "en realidad, si te ponés a pensar, la película reflexiona sobre cómo todos los humanos son seres irreales", escuchado en una fila en función de prensa de "Putty Hill"
10) En el Bafici 13 estaría bueno...que haya más criterio de selección en la oferta

sábado, abril 24

Horarios del Festival por el Día de la Tierra (Earth Day 2010)

No hay comentarios.:
Si, más que nada es una fecha para tomar conciencia que el planeta se está haciendo pelota (y no por el mundial de fútbol), pero también es una ocasión para ver a unos cuantos artistas con diferentes propuestas entre si. Una buena ocasión para dejar las etiquetas musicales de lado y en vez de pensar en indies, rastas, electrónicos y etc, usemos una sola y que sea "terrícolas" (faahh, estamos para laburar en grinpís, no?).
La cita es hoy, sábado 24 de abril a partir de las 13 hs en la Plaza Naciones Unidas (Figueroa Alcorta y Austria), una plaza donde la única flor que hay es gigante y de metal. Ver mapa.


13:20 hs a 13:50 hs El Festival de los Viajes
14:10 hs a 14:40 hs Falsos Profetas
15:00 hs a 15:30 hs Los Síquicos Litoraleños
15:50 hs a 16:20 hs Tremor
16:40 hs a 17:40 hs Gustavo Lamas + Ismael Pinkler dj set
18:00 hs a 19:00 hs Bebel Gilberto
19:20 hs a 19:50 hs Sergio Sandoval
20:10 hs a 20:40 hs Aztecas Tupro
21:00 hs a 21:30 hs Yicos
21:50 hs a 22:20 hs Hablan por la Espalda
22:40 hs a 23:20 hs El Mató a un Policía Motorizado

jueves, abril 22

La vida en Marte.

1 comentario:
¿A qué famosa serie norteamericana corresponde alguna de las siguientes preguntas?
¿Dónde está es mi hogar? ¿Por qué me siento, de qué soy culpable? ¿Por qué enfermamos? ¿Qué es estar sano, qué es estar enfermo? ¿Por qué no encajo? ¿Por qué me siento un monstruo?
Respuestas: Terdex/ roeshe/ stlo/ Sehou D.M
Podemos agregar la siguiente pregunta cartesiana: ¿Qué es real? O la versión sartreana: ¿Cuál es mi auténtica vida? O la versión vitalista: ¿Qué es estar vivo? O la versión ciencia cognitiva a lo Daniel Dennett: ¿Por qué despierto cada mañana en este cuerpo y no en otro; por qué despierto cada mañana en esta mente y no en otra?
Toda esta última serie de preguntas corresponde a la serie inglesa Life on Mars, descubierta y sponsoreada por mi amiga Miriam.
El folletín clásico de aventuras en un loop enorme y de muchos muchos años se ha convertido en existencial sin que lo sepamos o apenas lo intuyamos en la oscuridad. Por eso amamos/odiamos esos folletines; porque en medio de tiros, viajes en el tiempo, habilidades extraordinarias, inteligencias inigualables, peripecias increíbles, personajes inolvidables, nuestras ansiedades básicas de cuando andábamos por las selvas y sabanas primitivas cazando y recolectando son traídas a la luz, puestas en cuestión. Preferimos la revelación de estas preguntas en forma de entretenimiento porque las respuestas nunca son muy alentadoras: no hay tal hogar; soy un asesino en serie; siempre seré un freak; mi inteligencia es la de un autista, todos somos estamos enfermos; estoy muerto. Cualquier final feliz, ya lo sabíamos del buen cine y la buena literatura; no es más que alucinación, cuento de hadas, un paleativo que dura lo que la palabra fin. Estos cuentos de hadas que nos entretienen lo hacen mientras las preguntas se sostienen. Después las tramas decaen; los personajen se idiotizan, se desdibujan y desaparecen como rostros dibujados en la arena, nos empezamos aburrir, el clisé invade.
Mi nombre es dj malhumor; solía trabajar en un hospital, dar clases en la universidad, tuve un accidente corriendo a un paciente que escapaba y aparecí montado en una bicicleta pedaleando en las montañas a través de abras y valles, abras y valles. No se sí estoy loco, sí viajé en el tiempo o estoy en coma. Solo se que necesito encontrar la respuesta para poder volver a casa.

¿No sienten algunas mañanas que han despertado en otro planeta?

Dj malhumor

domingo, abril 18

Bafici 2010: Encuesta Encerrados Afuera

16 comentarios:
Quevaser amigos, ha pasado otro BAFICI. Cada uno tendrá su propio balance de la experiencia. Algunos habrán descubierto nuevas obras maestras para amar, otros nuevas caras para putear. Alguno habrá encontrado lo que buscaba en la butaca de al lado y habrá sabido aprovechar la situación, otro solo habrá encontrado alguna diarrea ocasionada por los malos hábitos alimenticios festivaleros. Como siempre, hubo para todos y todas. Y como siempre al cerrar la pestaña del Bafici, los invitamos a pasar por los comentarios para dejar sus impresiones de estos días de cine independiente:

1) Mejor película
2) Peor película
3) Mejor escena lisérgica
4) Mejor escena de sexo
5) Mejor banda de sonido y/o canción
6) El personaje
7) El inflado
8) Basta ya de...
9) La frase
10) En el Bafici 13 estaría bueno...

Datos personales:
Nombre o Nick - Cantidad de películas vistas

Premio voto del público del 12º BAFICI

No hay comentarios.:
Estos fueron los elegidos de "la gente" en la edición 2010 del BAFICI.

Premio Voto del Público Mejor Película Internacional: Mary and Max, de Adam Elliot.
Premio Voto del Público Mejor Película Argentina: El ambulante, de Eduardo de la Serna, Lucas Marcheggiano y Adriana Yurcovich.
Premio Voto del Público Mejor Cortometraje: Aire solo sería, de Martín Morgenfeld.
Premio Voto del Público BAFICITO: Kerity, la Maisón des Contes, de Dominique Monféry.

Las pelis las vimos todas, les debemos la reseña del corto:
Mary and Max
El ambulante
Kerity, la Maisón des Contes

Menú del día

No hay comentarios.:
Fast food del Perú. Tamal de humita y pollo a $5 en la esquina de Humahuaca y Aguero. Había de cerdo también, pero no nos animamos. ¿Nuestro veredicto? No ta mal.

sábado, abril 17

La frase del día

No hay comentarios.:
"Uy, no tengo destapador, esperame cinco minutos que voy a buscarlo al piso de abajo". Un empleado del barcito del segundo piso del Hoyts.
¿Cómo reaccionás ante esta situación? Son casi las 11 de la noche de un viernes larguísimo y necesitás comer algo para no desmayarte, no hay ni tiempo ni fuerzas para buscar ofertas ni manjares, solo para comer algo de paso rumbo a la siguiente película. Ya pagaste $12 por una Stella caliente y 2 empanadas frías que intuís que van a hacerte levantar a vomitar a las 4 de la mañana. Estás a un minuto de que apaguen las luces en la sala, te dicen eso y ves que el pibe traspira, no sabe que hacer y espera que te vayas con la cerveza cerrada total ya pagaste.
A) le decís "abrila con un encendedor" (dificil, cada vez hay menos gente que fuma).
B) saltás por arriba del mostrador, lo agarrás de la cabeza y usás sus dientes como destapador (jodido, te van a agarrar los de seguridad, te van a echar del complejo y te vas a perder la película).
C) dejás tu habitual elegancia de lado, le decís "a ver pibe, dejame a mi" y la destapás presionando el costado de la chapita  contra el borde del mostrador... (complicado, hay que tener práctica, hacés un mal movimiento y rompés el pico la botella).

Y sí, la opción elegida fué la C y funcionó. Y de paso aprendimos que al Hoyts además de llevar encima las cosas que uno siempre lleva (el teléfono, el Ipod, el abrigo para zafar del aire bajo cero, el jarro térmico para enganchar alguna promo), hay que llevar un destapador por las dudas.

Kerekes x 2: 66 seasons y Cooking history

1 comentario:
¿Éste pelele qué es? ¿Es perenne? ¿Es re breve? Mequetrefe, se mete en el set, teje, desteje. Serénese, Perec, rece. ¡Es Péter Kerekes!
Perdón, perdón, puedo resistir cualquier cosa menos la tentación.
Les decía, vi dos pelis de este Péter que, según IMDB, nació en 1973 en Checoslovaquia. O sea, él nació en Checoslovaquia pero ahora es eslovaco nomás. Cosas de la historia, o de la Historia. Será por eso que sus pelis -al menos estas dos- están atravesadas por la historia; son ensayos, abordajes diversos que llevan siempre a las mismas preguntas: ¿Cómo eran las cosas antes? ¿Cuánto cambiaron? ¿Por qué?
En 66 Seasons (2003) muestra el paso del tiempo desde una pileta de su ciudad, Kosice. Los habitués relacionan sus veranos en el agua con todo tipo de hechos, desde el debut sexual hasta el momento en que los nazis se llevaron a la mitad de la población "y sólo volvieron sus ropas". Kerekes tiene predilección por la gente mayor, que, como es lógico, tiene más recuerdos. Es interesante verlos desgranarlos; algunas veces el director les da el gusto y representa sus sueños bajo el agua, en un mundo hipnótico y silencioso que recuerda a la tapa de Nevermind.
Eslovaquia es un país situado en el centro exacto de Europa; muchos de los entrevistados hablan del deseo de conocer el mar, y de la piscina como intermediaria, como el modesto mar de los pobres.
Cooking History, de 2009, es todavía más interesante, porque no se circunscribe a un lugar, ni a un idioma. La premisa es simple: contar la historia de las guerras europeas del siglo veinte desde la cocina. Así, en el comienzo, panadero y cocinera ya bastante grandes hablan de cómo era el pan de la segunda guerra mundial, y de las diferencias entre el pan de los alemanes y el de los rusos. Más adelante se habla con un israelí que envenenó nazis desde una panadería, con cocineros franceses de la guerra de Argelia, con cocineros rusos de la invasión a Checoslovaquia en la década del 60, con cocineros de la ex Yugoeslavia que pronto, ante la disolución, se encargaron de marcar las diferencias entre la cocina serbia, croata y bosnia. Todos coinciden en que un soldado hambriento es un peligro, y un soldado bien alimentado pelea mejor. Como perlita, se entrevista largamente al nutricionista y cocinero personal del mariscal Tito, que se lamenta de que después de su muerte se haya vuelto a una "dieta de campesinos".
A medida que pasan las entrevistas, Kerekes va intercalando las recetas en la pantalla, con títulos como "Panqueques para diez mil soldados rusos invadiendo Polonia", o "Pickles de hongos de los bosques checos", o "Pan para envenenar a 300 oficiales nazis" (200 kg de harina, 100 l de agua, 8 l de arsénico...), o "schnitzels para diecinueve soldados ahogados".
Kerekes atraviesa buena parte de Europa en busca de estos testimonios. Es un placer ver distintos paisajes y escuchar distintos idiomas; también constatar que las recetas son distintas, pero la gente, en general, se parece bastante.

Os famosos e os duendes da morte, de Esmir Filho

4 comentarios:

Melancolía y tristeza infinita en cinemascope. Y un tipo que sabe dónde poner la cámara y manejar los climas; por fin alguien que recuerda que la fotografía y el sonido son parte de la historia (y que no le dá miedo afirmar cuando llega la hora de hablar con los espectadores que estaría bueno ganar algo de plata haciendo cine).
Otro film que se la pasa entrando y saliendo de Internet ("dialoga con Internet" tendría que decir para estar a tono con el vocabulario festivalero oficial). Textura You Tube para fantasmas nunca tan vivos; la siniestra confirmación de que la web sigue siendo un lugar sin cementerios, un lugar dónde los muertos todavía pueden correr por el campo y cantarte canciones de Bob Dylan desde sus perfiles todavía disponibles.
¿Ir a ver a Dylan que toca lejos de casa o tirarse desde un puente? Esas son las opciones para un adolescente de un pueblo rural de Brasil. Y Filho nos mete en la mente de ese pibe tan sutilmente como una canción que se asoma entre la estática de la radio.

Si algo más hay que agradecerle a esta película es presentarnos a Nelo Johann, un músico de Porto Alegre que aporta media docena de canciones a la banda de sonido. ¿Cómo no querer tener a mano "Pigeon Suicide Squad"? Es la que suena después de la desgarradora escena de los zapatos rojos y hace que uno quiera ser devorado por la butaca: una guitarra, una voz brasileña cantando en inglés, la pantalla anchísima y los dos chicos viniendo hacia nosotros por un camino de tierra; uno en bici, el otro caminando y en el medio de ellos la muerte presente y dispuesta a vivir mucho tiempo.
No vayas a verla si andás con las defensas bajas.

J. Pérez

Bonus track: el Myspace de Nelo Johann y un site de dónde se puede bajar su música.

Premios del Bafici 12

3 comentarios:
Estas son las películas premiadas por los diferentes jurados que con su ojos críticos participaron de la edición 2010 del BAFICI. ¿Vieron alguna? ¿Están de acuerdo?


Selección Oficial Internacional

- Mejor Película Alamar, de Pedro González-Rubio
- Distinción a Mejor Película Argentina Lo que más quiero, de Delfina Castagnino
- Mejor Actor para Dragos Bucur por Police, Adjective
- Mejor Actriz  para  Pilar Gamboa y María Villar por Lo que más quiero
- Premio Especial del Jurado para  La bocca del lupo, de Pietro Marcello
- Mejor Director para  Corneliu  Poromboiu por Police, Adjective

Selección Oficial Argentina
-Premio Mejor Película Invernadero, de Gonzalo Castro
- Distinción Mejor Fotografía Las pistas – Lanhoyij- Nmitaxanaxac, de Sebastián Lingiardi
- Premio Especial del Jurado Somos nosotros, de Mariano Blanco
- Premio Mejor Director Iván Fund y Santiago Loza por Los labios

Cine del Futuro
- Mejor Película para  Morrer como un homem, de João Pedro Rodriguez
- Mención para Sewer, de Sherad Anthony Sanchez

Competencia  Oficial de Cortometrajes
- Mejor Cortometraje para Sábado uno, de Ignacio Rogers
- Mejor Cortometraje para Mientras paseo en cisne, de Lara Arellano
- Mejor Cortometraje para La mia casa, de Marcelo Scoccia
- Mención: Los árboles se mueven, Sergio. Sí, Christian. De Christian Nunclares y Sergio Subero

Competencia Derechos Humanos
- Mejor película Cuchillo de palo, de Renate Costa
- Mención para Octubre Pilagá, relatos sobre el silencio, de Valeria Mapelman
- Mención para  Petition, de Zhao Liang
- Mención para El Rati Horror Show, de Enrique Piñeyro

Premio Asociación Cronistas Cinematográficos Argentinos
- Premio para Los labios, de Santiago Loza e Iván Fund

Premio ADF
- Premio al Director de fotografía: Mauro Pinheiro Jr. por su trabajo en el film Os famosos e os duendes da morte, de Esmir Filho

Premio SIGNIS
- Premio: La Bocca del lupo, de Pietro Marcello
- Mención especial: Alamar, de Pedro González-Rubio

Premio FIPRESCI
- Premio a Lo que más quiero, de Delfina Castagnino

Premio UNICEF
- Premio para La Pivellina, de Tizza Covi y Rainer Frimmel
- Mención para la película Alamar, de Pedro González-Rubio

Premio FEISAL
- Premio a  Los labios, de Santiago Loza e Iván Fund
- Mención a  El vuelco del Cangrejo, de Oscar Ruíz Navia

Femme rock doc, de Denise Elphick

No hay comentarios.:
Chicas, chicas, chicas. Riot grrrls algunas, aniñadas otras, pero todas con bastante actitud. Chicas detrás de cámara también para un documental que muestra como se mueve la escena de las bandas de rock integradas por mujeres en el Chile de la era Bachelet. Hay de todo, punkies, más punkies, colgadas, indies. Los oídos exigentes encontrarán medio desastrosas a la mayoría de las bandas, pero como dice una de ellas esto es "más pasional que profesional". 
Historias que hablan de chanchitos rotos para comprar un disco de L7; de ensayos en la cocina, de crecimiento en público y sobre todo de ir aprendiendo a tocar sin maestros, solo poniéndole ganas y ovarios.
Update: lo pasan GRATIS, el sábado 17 de abril a las 19, en el Pasaje Carlos Gardel, ahí nomás del Shopping.

Jota Pérez

viernes, abril 16

Police, adjective

No hay comentarios.:
Desde el título: ¿una de polis gramaticales? Sí, eso. Más bien semánticos.
El que programó en prensa Police, adjective atrás de The Rati Horror Show no estuvo muy lúcido, o tal vez era un sádico. Me decidí por la de Corneliu Porumboiu y su cacareado boom del cine rumano.
La peli no está mal. Para empezar me gusta ver ciudades que nunca vi; en este caso, Brasov, de la que el jefe dice, con ironía, que se podría llamar "la pequeña París". Me gusta escuchar lenguas raras; el rumano, lengua romance, depara a cada rato sorpresas, como que se saluda diciendo Salut o se hace pasar con un Entri. Casi como si fueran soldados latinos hablando.
Después, la trama: un policía tiene un caso que no le gusta. Lo pusieron a seguir a un pibe que fuma hasch, y quieren que lo procese por eso. Largas escenas de seguimientos estériles. Lo mejor son los diálogos entre los policías, que de alguna extraña manera me hacían acordar a The Wire; ahí también se discute la pertinencia de las leyes antidrogas. La larga escena final en el despacho del jefe es realmente buena, pero no paraba de pensar que los ratis de Piñeyro seguramente no usarían diccionario. Una pena.

Mary and Max

1 comentario:
Esta es una de esas pelis que estaban agotadas antes de empezar el festival. ¿Será porque es de competencia? ¿será porque es de plastilina? Misterios del Bafici.
La plastilina no suele fallar. Esta vez se usó para mostrar una historia de soledad y amistad bastante heavy en clave tierna. Me hace pensar un poco en la ternura de algunas historietas, como el tono de Tute, por ejemplo.
Mary Daisy Dinkle es una nena que vive en Australia, en un suburbio literalmente marrón. Se parece bastante a Mafalda, en su aspecto físico; en el resto le va peor. Su padre no le da bola, su madre es alcohólica y los chicos de la escuela la bardean porque tiene en la frente una mancha de nacimiento color mierda. Un día, a Mary se le ocurre una pregunta: ¿cómo nacerán los chicos en América? Elige al voleo una dirección de la guía (es curioso cómo en un correo australiano hay una guía de New York) y así es como entra en escena Max.
Max vive en una ciudad gris. Tiene sobrepeso y problemas varios que se diagnostican a lo largo del film. Pero comparte con Mary la pasión por el chocolate y por un programa de TV. Y algo más: ninguno de los dos tiene amigos. Así que ya se lo pueden imaginar: emocionante amistad epistolar a lo largo de los años.
Los años no vienen solos, y traen amargura tras amargura, si bien contadas con humor. A la salida de la sala, algunos espectadores se quejaban de los golpes bajos. No sé si es para tanto. Es linda, es tierna, habla de emociones básicas y a mí con eso me alcanza.

Second Moon, o the gun handler más baratísimo del estado de Illinois

No hay comentarios.:
¡Volvió la alegría vieja! Tenía que ir a la nocturna para encontrar el bafici que queremos.
Creo que ya lo dije: Jim Finn, te sigo a todas partes. Hace un par de baficis, el planeta Finn entró en la órbita del Abasto: un yanqui con simpatía por las guerrillas latinoamericanas y las guerras pasadas, que habla un castellano perfecto pero un poco chistoso, como cuando habla de las familias que viven en los soberbios de Chicago. Un grande. Vimos de él Interkosmos, un falso documental sobre la guerra fría, y La trinchera luminosa del presidente Gonzalo, un falso (pero de lo más convincente!) documental sobre el adiestramiento en la cárcel de mujeres de una guerrilla peruana a la Sendero Luminoso. Evidentemente al tipo le falta un tornillo, en el buen sentido.
Mientras filmaba Interkosmos le hizo la onda a su amigo Masahiro Sugano, que en sus propias palabras es un tipo muy "convensador", y aceptó protagonizar su primer largo, una friqueada absoluta de coreanos en Chicago y sectas de amor libre. El trabajo tomó una semana de rodaje y le pagaron 500 dólares; su mujer se enojó porque tenía que salir en culo en cámara. Y encima, como tenía que manejar armas, le consiguieron al "gun handler más baratísimo de todo el estado de Illinois". Y así y todo, la película salió adelante, con importantes aportes de la mamá de Masahiro y de la comunidad coreana católica de los soberbios de Chicago.
Jim Finn representa a Don Jim, el director de una organización que es a la vez una especie de secta y un negocio muy lucrativo. Como negocio, venden amor, o mejor libertad de amor: vos hacé lo que quieras cuando quieras y con quien quieras, que firmando el contrato nadie te molestará. Básicamente, "liberan" amas de casa aburridas. Por el otro lado, adoctrinan hombres en el dogma de Don Jim, The Art of Love, que, como el club de la pelea, también tiene sus reglas: no se quedará a dormir, no decorará tu cuarto, no te cocinará, no comerás su comida y otras que se pueden imaginar, y están destinadas a evitar cualquier relación de dominio en el amor. Don Jim anda enamorado y ofreciendo casamiento a una mujer que lo desprecia, pero ése es otro problema.
El segundo de Don Jim -recién ascendido- es Q., un joven coreano que está haciendo carrera hasta que se le cruza en el camino M., recién llegada de Corea. M. se le instala, le sonríe, le cocina y cae en éxtasis cada vez que él muerde un bocado. Y él se rinde, y, bueno, se imaginan, se complica.
Códigos, trampas, mucha comida coreana, dos armas humeantes y mucho humor, una combinación que sólo había visto así de bien en (de pie) Johnnie To. Gracias, Don Jim. Y los dejo, que empieza la charla gratuita de Jim Finn, "El finn del capitalismo". No es broma.

Te creís la más linda (pero erís la mas puta), de Ché Sandoval

No hay comentarios.:
La elegí por el nombre. El miércoles a la noche nada me llamaba mucho la atención, y si bien había un par que hubiera visto con agrado por segunda vez, aposté a que esta me iba a sacar un par de risas. Y así fué, hasta lancé alguna carcajada también. Cuando empezó me asusté, la presentaba la Escuela de Cine de Chile ¿no era esa alta casa de estudios la que apoyaba también a los weones que hicieron Manuel de Ribera? Mi primer experiencia con el cine trasandino en este festival había sido olvidable ¿cachai?, no quería que me pase otra vez.
Es un fin de semana de locos, o esa es la idea que tiene Javier, un weón patético pero querible; un nerd que desprecia por igual a los rockeros, los góticos y los hiphoperos con los que se cruza a lo largo del film.
El Javier va a estar solo en la casa y se la quiere pasar en la cama con una chica que acaba de conocer, no es un spoiler decir que sus planes se van a frustrar enseguida, por algo le dicen "el precocito".
"Te creís" está contada con pocas escenas, algunas se hacen largas, algunas están mejor resueltas que otras,  pero en todas hay ideas rescatables y buenos personajes. Con 25 Watts aprendimos que la fauna joven es muy parecida del otro lado del Río de la Plata, con esta peli descubrimos las similitudes que hay del otro lado de los Andes. Hay gags memorables, como la discusión de Javier con un tipo en un bar sobre quién es más loser, o la torpeza de Javier al intentar levantarse a la chica de sus sueños (que mire y aprenda Fuguet como se hace una buena escena de levante, que ni con la actriz chilena más linda que vimos en años sumado a Fade Into You de Mazzy Star logra hacerlo).
Ah, una revelación: ¡Jay y Silent Bob ahora son chilenos! Fijensé sino en los pibes que le roban el discman al pobre Javier.
J. Pérez

Velódromo, de Alberto Fuguet

1 comentario:
Si Velódromo fuera un libro sería un bodoque de 900 páginas al que le sobran 850. Le sobrarían páginas como le sobran planos a la película. ¿Si la anécdota daba nomás para un cuento corto por que hacer un ladrillo tamaño enciclopedia?
Con "Se arrienda" salì puteando un poco aunque pensando que la próxima sería mejor, después de todo Fuguet escribe cosas que me gusta leer.
Con esta salí puteando también y ya jurando que la próxima no la veo ni bajada de internet aunque esté tan al pedo como el personaje principal de la peli.
J. Pérez

Yuki y Nina, de Hippolyte Girardot y Nobuhiro Suwa

No hay comentarios.:
A Nobuhiro Suwa ya lo conocemos. Tiene pelo negro, 1,74 de altura y es un fanático del Yokohama Marinos*. Sin embargo, lo que más lo define es su cine, y su cine está marcado por la dualidad y por la búsqueda de un equilibrio entre mundos diferentes que muchas veces habitan, incluso, en una misma persona. Yuki y Nina es una nueva expresión de eso. Te comento un poquito la peli, a ver que te parece.
Bueno, Yuki, la gran protagonista de la película, es una niña de ocho años (ponele) que está viviendo el comienzo de la separación de sus padres. No obstante, para Yuki es totalmente normal vivir en un mundo de límites imprecisos. A veces es francesa y, cuando pinta, es japonesa; habita el mundo de manera infantil, pero debe lidiar con la estupidez de sus adultos padres (quienes se niegan tontamente a reconciliarse); vive en la realidad, pero sabe escapar a la fantasía, como cuando perdida en el bosque francés, aparece de la nada en una casa típicamente japo, como si saliera de un film francés para meterse en un cuento clásico japonés y terminar en una película de Ozu. El único complemento más o menos estable parece ser Nina, su amiga de cuatro letras (y dos patas), quien también sufrió la separación de sus padres y que es insoportable como la mayoría de las nenas de esa edad.
En Yuki y Nina, todo está separado y unido al mismo tiempo. En muchos planos tenemos a los protagonistas compartiendo el cuadro pero en habitaciones separadas y en otros, los elementos de la composición se confunden y, por ejemplo, como en el gran plano final, lo francés se ajaponesea y lo japonés se afrancesa. Sin dudas, el desdoblamiento es la dinámica de la peli. Bah, “sin dudas”, suena medio tarado eso. Perdón.

Ahora, está bien, muy lindo todo el mundo binómico, el ying y el yang, el equilibrio, la híbrido-diversidad, etc. ... ¿pero la voy a pasar bien? ¡Obvio, Roberto! Porque con el Nobuhiro no solo tenés cine conceptual ¡también te cagás de risa! Bueno, no sé si tanto pero Yuki es muy adorable, a veces te hace reír, a veces llorar (cual Sandrini-enfant) y te da muchas ganas de adoptarla y mirar Pokemon con ella mientras escuchás a Jacques Brel.
Para ir cerrando porque me tengo que ir a bañar, Yuki y Nina es una nueva demostración de la habilidad poética de Suwa y de la buena onda de Girardot para acompañarlo y no molestar mucho. ¡A verla!

Juan Pablo Upma

* Mentira (creo)

jueves, abril 15

Bummer Summer, de Zach Weintraub

3 comentarios:
Yo no creo que Bummer Summer pretenda ser un film sobre la incertidumbre de los adolescentes o una moraleja sobre lo importante que es el viaje por sobre el destino (aunque la última secuencia subraye esto). Sí creo que la ópera prima de Zach Weintraub, en un mar de películas indies donde “no pasa nada” y la incomunicación es un tópico obligado, se destaca por su sobriedad. Acá lo que sucede en ese verano plomazo no parece cambiar al trío protagónico: Isaac, su hermano mayor y la ex novia de éste.
Por lo tanto, este road trip (que sí, vamos a caer en el lugar común, le debe mucho a Extraños en el paraíso; está en blanco y negro y todo) no es más que una sucesión de hechos anecdóticos donde la intensidad dramática nunca llega (las decisiones/confesiones más difíciles pasan de largo y dan lugar a otro momento mundano) y donde Weintraub apela al humor para revertir los clichés. Acá, que el protagonista responda a casi todo con un “no sé” no resulta impostado sino más bien divertido y paródico. Desde los primeros minutos, uno sabe por dónde va Bummer Summer y, en consecuencia, se prepara para disfrutar de esas situaciones contenidas, que ni llegan a emocionar ni tampoco generan tedio. En esencia: sabemos que no van a ninguna parte. No, yo no creo que Bummer Summer pretenda ser más de lo que es ni le exigí demasiado tampoco. Porque si tengo que elegir entre un retrato adolescente pretencioso y vacuo o uno hermoso desde lo visual aunque narrativamente modesto…qué quieren que les diga, yo me quedo con el modesto.
Dato: Zach “discípulo de Jarmusch” Weintraub declaró que su próxima película será similar a Bummer Summer pero que transcurrirá en Argentina. ¡Indie Alert!

Milagros Amondaray

miércoles, abril 14

Red Dragonflies de Liao Jiekai

1 comentario:
Sí, sí amigos. Llegó la película 2.320 sobre “la incomunicación” que se proyecta en el Bafici. ¿Querés verla? bueno, está bien, qué se yo.
Red Dragonflies es básicamente una película sobre los recuerdos, sobre la inconexión entre el pasado y el presente y sobre una temática que más que temática es un requisito para entrar a cualquier festival de cine independiente: La incomunicación en esta sociedad moderna que la verdad... mucha tecnología, mucho chingui chingui con la Play, ¿pero dónde está el corazón?
Jiekai nos presenta a tres muchachines que se van de excursión urbana, entrando y saliendo por paisajes medio apichatpongweerasethakulianos o apichatpongweerasethakulescos, intentando generar una atmósfera que fusione Cuenta conmigo con Blissfully Yours. Hasta ahí no está tan mal, pero voy a cambiar de párrafo para explicar cómo la película se agota, se muere y nos hace sufrir a todos. ¿Me acompañan?
Hola, sí. Nada. La película se cae en el mismo momento que se cae uno de los personajes de un puente. A partir de allí, comienzan los flashbacks o flashforwards y vemos a los mismos tres jóvenes (dos chicos y una chica) de grandes. No dicen prácticamente nada, pero no hace falta, porque tendremos muchas escenas (más que escenas, fórmulas de cine indie genérico) que nos van a explicar que los personajes se sienten tristes, melancólicos y que lamentan haber perdido esa conexión inocente y sumirse en su alienación posmoderna individualista. Así vemos a los personajes yéndose de fiestas a mirar el horizonte con miradita triste, volviendo a los lugares que recorrían de niños para llamarse por celular infructuosamente, paseando por centros comerciales de manera melancólica, siendo exitosos pero sin poder celebrarlo y bueno, así, hasta que termina con algunos videos caseros y la música cool alá Sofía Coppola para darle el marco perfecto.
Señores, el cine indie genérico está vivo y goza de buena salud. Nos trae siempre la misma falta de imaginación visual, la misma carencia de ideas, las mismas historias, personajes, escenas y gestos con un cagazo tremendo a pifiarle y que alguien diga “che, pero este personaje es poco bressoniano, no es un pelotudo aburrido y amargo” o “¡te olvidaste de la escena en la que el protagonista mira melancólico por la ventana de un transporte público!”. No obstante, hay otras cosas en el Festival de cine y por eso sigue valiendo mucho la pena. Yo ahora me voy un rato a mirar la lluvia en este mundo que no entiendo. Chau.

Juan Pablo Upma

mucha peli y pocas nueces: Algo de Sweetgrass, un toque de Centro y bastante de An Americal Radical

No hay comentarios.:
Hoy tuve un mediodía rocanrolero, como de los viejos tiempos baficeros. Entré a las 10.15, salí a las 14.30, y en ese rato vi una película entera, otra casi entera, un tercio de otra y un ratito -suficiente- de una cuarta. Todo esquivando los controles del primer piso del Hoyts, lo que me hace muy feliz.
Vi una media hora de Sweetgrass, básicamente porque está dirigida por alguien llamado Barbash. Documental bastante raro atravesado por balidos de ovejas. Muy bafici: si no es para vos, no es para vos. Muuuchas ovejas en paisajes de Marlboro. La escena del parto es bastante impresionante: el tipo mete la mano adentro de la oveja, tira de las patas que se asoman y saca un corderito entero, bastante grande, que al toque se para. Unos minutos después lo meten en algo impresionante que le calza justo. En mi ingenuidad pensé que era algún tipo de friqueada como "ropa para corderitos". Mejor: es la piel de un corderito muerto, "para que la mamá lo acepte" (!!!).
Pasado ese innegable cénit me fui a la sala de al lado a chusmear Centro, de Sebastián Martínez. Eso es lo bueno de los documentales: en general no me da culpa ver fragmentos. Centro muestra distintas vistas de Buenos Aires, algunas muy plásticas, otras sorprendentes, algunas fijas, otras son escenas completas con audio y personajes, como la del exorcismo en vivo. Interesante, pero si estás acostumbrado a caminar por Florida en hora pico, al final abruma.
Así que me acordé que estaba arrancando Norman Finkelstein: An American Radical. Me escurrí por la puerta de la sala 1 y al menos ahí sí había un discurso, y bastante fuerte. Finkelstein es un académico de Nueva York, profesor de ciencias políticas, judío, hijo de sobrevivientes del Holocausto, que en 1984 se indignó ante un libro muy estúpido y escribió La industria del Holocausto. Desde entonces, viaja por el mundo tratando de demostrar que el argumento del sufrimiento judío durante el Holocausto nazi no justifica la invasión de Israel a los territorios palestinos ni su despliegue militar. Por supuesto, antisemita es lo más suave que le dicen; pero también hay gente que lo banca, como Noam Chomsky. El tipo pierde su trabajo varias veces y arma tremendo quilombo en el ambiente académico estadounidense. De lo más interesante.
Ah, ¿que cuál es la que vi entera? Bummer summer, o Verano plomazo. Por mí, con el título está todo dicho. Pero es mi opinión; mejor pregúntenle a Milyyorke, que hizo la reseña.

martes, abril 13

Content, de Chris Petit

No hay comentarios.:
Contenido.
Una película tan llena de contenido que al cabo de un rato te pasó por encima y pedís piedad. Un cachetazo al vacío. Chris Petit es el gerente de contenidos de un documental/ collage que reflexiona sobre el mundo moderno usando todas las herramientas que un cineasta artesano puede tener a mano. DIY + Sing Your Life.
Divagues paranoicos existencialistas digitalizados acompañados de un soundtrack indietrónico que ya suena a viejo, una música que hace no muchos años no existía ya es vieja. Las voces robóticas ya son antiguas.
Content me hizo sentir un robot de vieja escuela.
Hipnótica y melancólica, perdimos el mundo y a este mundo de ahora nunca le vamos a encontrar la vuelta. Por suerte está la alegría de encontrar a alguien que dice esas cosas que necesitamos escuchar.

J. Pérez

McDull, Kung Fu Kindergarten

1 comentario:
Somos profundamente fans de McDull desde la primera hora. El año pasado nos dimos una panzada con la retrospectiva de este chanchito honkongués y deliramos de felicidad con la tercera peli de la saga, McDull: Alumni. Es difícil alcanzar esas alturas otra vez.
Dicho todo esto, bueno, lamentablemente el Kung Fu Kindergarten nos decepcionó un poquito. Sólo un poquito. Es imposible superarse todo el tiempo. Pero si nunca vieron una McDull, vayan, no se van a arrepentir. Si ya vieron alguna no se los tengo que decir.
Después de Alumni, donde McDull se asomaba al abismo del mundo adulto, no quedaba más que volverse a la infancia con la cola (el rabo) entre las patas. Así que aquí no ha pasado nada y estamos todos otra vez en la escuela. McDull tiene problemas para avisar que quiere hacer caca. La madre da una antológica audición para representar a una menopáusica... y pierde. Así que, una vez más, decide empacar y llevarnos a McDull y a nosotros de viaje por los alucinados paisajes de colores, de la Honk Kong de los edificios siempre en construcción a un antiguo monasterio taoísta de Kung Fu en las alturas de las montañas chinas. Ella, mientras tanto, se prepara comercialmente para enfrentar el sueño del parripollo propio.
Pero nada de esto es importante. Lo importante son los colores, el absurdo constante, esa manera de mostrar que este mundo no está hecho para McDull, de quien dice su maestro: "no es retardado, sólo tierno". Muchas veces, más de las que quisiéramos aceptar, todos somos McDull. Vale entonces recordar la frase que le dice amorosamente su mamá: "siempre tendremos nuestro pollo".

Sallman x 2: German Agency y Berlin-Nuekölln

No hay comentarios.:
Tenía muchas ganas de escuchar un poco de alemán y ver un poco de Berlín. Y bueno, me saqué las ganas. Documentales, secos pero bien orientados. El primero (1999) transcurre íntegro entre las paredes del archivo de la agencia alemana que se ocupa de recabar información sobre todos aquellos que murieron o fueron atendidos por heridas en los hospitales de campaña alemanes durante la guerra. Me hizo acordar a esa historieta de Minaverry que viene publicando Fierro.
Impresiona ver a los entrevistados decir sin pestañear que trabajan entre esos papeles desde, por ejemplo, 1984, juntando pacientemente pedacito tras pedacito de información a pedido de, por ejemplo, los hijos de los soldados muertos. Hacen cosas como mandar a los deudos medallas de cincuenta años atrás.
Al terminar, el director, Bernhard Sallman, estaba de lo más interactivo e interesado en su público. La traductora sorprendió agradablemente: parece que es imposible conseguir un traductor decente de inglés, pero con el alemán va mejor.
La segunda vino con presentación: Neukölln es un barrio de Berlín lleno de inmigrantes, que fue llamado por los medios algo así como la "cuna de la delincuencia". Sallman vive ahí y se lo tomó como algo personal: se fue con su cámara a entrevistar a los vecinos. No sé si es el cariño que el director le puso, pero el Abasto a las diez de la mañana se ve más amenazante que Neukölln, a puro niño jugando en el parque y artistas en bicicleta y accesibilidad vial. Él mismo dice en una entrevista: "sospecho que más bravos son algunos lugares que hay por acá, viniendo de Ezeiza".
Me gustó la garra que le pone Sallman. No es Farocki, pero va por el buen camino.

Música en el Espacio Bafici. Hoy: Alvy, Nacho y Rubin interpretan a Los Campos Magnéticos

No hay comentarios.:
Es a partir de las 23hs y la entrada es gratis. El Espacio BAFICI queda en Guardia Vieja 3332. 


Un respiro festivalero: South Park de carne y hueso

No hay comentarios.:

Sewer, de Sherad Anthony Sanchez

4 comentarios:

Háganse un gran favor:
no vayan a verla.
En serio.

Trash Humpers, de Harmony Korine

6 comentarios:
Sí, como se preveía, Trash Humpers es pura energía masturbatoria, sólo aplicable por su director. No es difícil imaginárselo a Korine disfrutando del ruido causado por esta tremenda boludez llamada algo así como "Frotadores de basura". Ya es un hecho: este pibe no va a superar jamás a Gummo, en ningún sentido.
¿De que se trata esta vez? De un grupo de idiotas con caretas de ancianos haciendo boludeces de un lado al otro. Frotándose contra tachos de basura, rompiendo tubos fluorescentes, arrastrando muñecos de bebés con bicicletas, puteando, cantando make it make it, don´t break it, haciendo taichichuán rodeados de agua podrida y no mucho más. El chiste se acaba rapidísimo, en especial cuando uno se da cuenta que no va allá de lo enumerado y sólo se permite ser repulsivo hasta cierto límite, casi apto para todo público. No, cuando vemos a estos personajes en cuclillas, cagando en algún patio, no se pone escatológico. Tampoco hay mucho lugar para la crítica social, la búsqueda artística o la experimentación plástica, pese a que el material se grabó y editó en vhs y su director hizo demasiado hincapié en ese hecho. No hay mucho detrás de Trash Humpers. Sólo una triste sucesión de idioteces que recuerdan a Jackass pero, sí, muy mal hecho.
Y no, no lo redimen ni sus retratos del racismo campechano, los viejos verdes, peeping toms o vecinas perversas, ni el pequeño monólogo en el que Korine asegura odiar el lado triste del american way of life. Y mucho menos las insufribles e inexplicables comparaciones de algunos críticos con Los idiotas, de Lars Von Trier y También los enanos empezaron pequeños, de Herzog. No, no y no.
Para quienes no conocen la obra de Paul McCarthy, acá les dejamos el lugar de donde afanó Korine para su "provocador" largometraje, ese que por no provocar simpatía, rechazo o -ni siquiera- indiferencia, se transforma en una de las mayores pérdidas de tiempo que hemos tenido en lo que va del festival.

lunes, abril 12

Leslie, My Name is Evil, de Reginal Harkema - Otro post

1 comentario:
Si se hace con altura y estilo, hablar de una época es hablar un poco de todas. En su última rebeldía ultrapop, Harkema se las arregla para volver a esos setenta llenos de ideales que bordean el fanatismo más estricto, ese que ciega hasta el punto de dar propósito.
Tratando de ser fiel con los hechos y a la vez de involucrarse sólo lo necesario en uno de los casos más populares de reclutamiento de sectas, el norte señalado por Harkema es la relación entre dos fenómenos que por paralelos se transformaron en incongruentes en los Estados Unidos de la era Nixon: por un lado, darle el OK a la guerra de Vietnam y por otro condenar como monstruos a Charles Manson y su Club del Clan, por sus famosos asesinatos de "cerdos". O sea, matar está bien si es por la patria.
Al yuxtaponer la vida de la chica linda y popular que terminó transformándose en asesina programada (el monstruo puede estar dentro de cualquiera de nosotros), con la de un chico que sigue los valores familiares tradicionales (el famoso cuadrado o square), la película se transforma en una leve reflexión de la atracción por lo oscuro (por ahí tendremos al chico fantaseando con asesinar a su perfecta novia rubiecita que pretende llegar virgen al matrimonio). Todo esto con muchos colores, una excelente banda sonora, un delicioso uso del humor negro y mucho, pero mucho pop, mucho camp, mucho nov shmoz ka pop. Leslie, My Name is Evil es una experiencia digna de ser vivida.
Para curiosos: la libertad de la original Leslie Van Houten, aún tras las rejas, sigue siendo una de las grandes batallas peleadas por John Waters, amigo personal de la muchacha. Vale la pena leer este artículo en el que el finamente bigotudo cineasta habla sobre su relación.

domingo, abril 11

Strange Powers: Stephen Merrit and The Magnetic Fields, de Kerthy Fix y Gail O' Hara

1 comentario:
Versión Twitter:
Casi me mato para llegar, pero vi la de los Magnetic Fields y estaba tan buena como esperaba.

Versión Blogger:
Si hay algo que tiene el Bafici es que puede hacerme correr 5 cuadras esquivando autos y peatones con tal de llegar a tiempo para ver una película. Si hay algo que tiene este Bafici es que hay un solo motivo para correr por Pellegrini tratando de no llevarme puesta ninguna mesa en la calle, una sola película podía hacerme intentar volar sobre los autos y saltar justo hacia la vereda en el último segundo (en el último frame casi) antes de que me lleve puesta una 4x4 para ganarme con todos los honores el grito de boludooooooo de parte del conductor.
Llegué 5 minutos tarde y recién estaban con las publicidades. Hasta tuve tiempo de indignarme porque otra vez me tocó un corto institucional resuelto en un solo plano sin sentido y sin onda, pero eso no importa ahora. Lo importante es que me encontré con el documental que quería ver y la pasé mejor de lo que imaginaba.
"El hace que Lou Reed parezca Annie la huerfanita", dice Neil Gaiman hablando de Stephen Merrit. No parece que fuera para tanto, sí vemos a un tipo malhumorado y cínico, pero también a uno cariñoso y agradable. Vemos a Lou Reed y a Annie, en diferentes momentos durante los 10 años posteriores a 69 Love Songs (y aprendimos que el que quiera levantarse a Merrit tiene que gritarle "¡Hey, 69!", si le gustás parece que agarra viaje).
La gran revelación del film es Claudia Golson, fiel compañera de aventuras de Merrit desde los años de high school. Si bien leyendo algunas entrevistas donde el músico hablaba de la banda ya se veía la importancia de esta muchacha en la vida del grupo, aquí se ve que realmente es MUY revelante  para la existencia de los Magnetic Fields: no solo toca sino que además es la manager y la que mantiene con los pies en la tierra al líder magnético.
Hay muchas perlitas para los fans, primero poder ver el famoso depto-estudio de grabación del que tanto leímos, luego poder presenciar algo de las sesiones de "I" y "Distorsion" con un Merrit obsesivo y casi hinchapelotas, en el primer caso tratando de explicarle a Gonson qué quiere que haga con el piano y en el segundo pidiéndole a John Woo (el guitarrista de la banda, no el director de cine) más feedback. Los que hayan escuchado mil veces Three Way se alegrarán de ver cómo grabaron el grito que identifica a la canción.
Y hay más, mucho más (90 minutos pocas veces se me hicieron tan cortos), pero ahora me quedo con la versión en vivo de Papa Was a Rodeo, mi canción número 1 de las 69 canciones de amor y la que tenía en mente cuando corría hacia el cine.

Jota Pérez

Derecho a la información

No hay comentarios.:
No dejes que te boludeen con los grandes carteles de colores. Tenés derecho a saber cuánto sale una hamburguesa simple, chica, sin combo ni crispys ni nada. En Burger, $5; $6 con queso. Y hasta te ofrecen un vaso de soda.

La boca del luppo

2 comentarios:
El catálogo decía que esto es el cine. Todo lo que quieran. Yo me aburrí, me aburrí, y a los treinta minutos me fui. No me extrañaría que gane algún premio.

La frase del día (sábado 10)

1 comentario:
 "¿La película está subtítulada en español, no?"
Una vieja, antes de la proyección del bodrio chileno Manuel de Ribera, justo después de la presentación de la película en clarísimo castellano por parte de sus jovenes directores.
Ah, el amargo plomazo este estaba subtitulado en inglés, y cuando el protagonista decía "Si, po" traducían como "Oh, yes".

Invernadero, de Gonzalo Castro

No hay comentarios.:
Gonzalo Castro sigue igual a sí mismo, con ese cine seudo naturalista y esa autoexigencia de estrenar una peli por Bafici, cual Woody Allen. El que va cambiando es su objeto. Así, Resfriada, la primera, era su película más personal, quizás porque era más difícil de encasillar, o porque costaba más adivinar (creer que se adivinaban) los límites entre realidad y ficción. En la segunda, Cocina, se iba acercando al documental al restringirse a una persona. E Invernadero ya podría ser tomada por el espectador distraído como "un documental sobre Mario Bellatin". Encima Bellatin es un escritor relativamente famoso -todo es relativo-, y un tremendo personaje en sí mismo. Quiero decir: Bellatin no necesita de la película de Castro para ser un personaje.
Castro hace lo suyo: los encuadres a distancia media, los tiempos relajados, los canturreos, las mascotas, las maneras de seguir las conversaciones sin rumbo aparente. Esa forma oblicua de captar algo de la vida. Lo gracioso es que, tal como declara el mismo Castro, la película es ficción: la hija no es la hija, la asistente no es la asistente. Y, siguiendo esta línea, Mario Bellatin no es Mario Bellatin, sino una puesta en escena de un supuesto Mario Bellatin. Algo que, en el fondo, ya deberíamos saber: que todos somos puestas en escena. Y si no pregúntenle a Borges en "El otro". Lo dicho, esa forma oblicua de captar algo de la vida. Como decía la fórmula mágica de Kerity, que algo sea inventado no quiere decir que no sea verdadero.
Algo que me gusta de las películas de Castro es que siento que no exigen nada: más bien ofrecen, ofrendan una cierta intimidad. Uno puede aburrirse, sí, o también puede agradecer la invitación. O un poco y un poco.

sábado, abril 10

Secuestro y muerte, de Rafael Filipelli

No hay comentarios.:
Bueno bueno, ya era demasiado, ¿no? Apostar a una cuarta película argentina que me diera placer era definitivamente demasiado. Pero no quería perderme el film de apertura del festival y todos sus laureles: tema interesantísimo, filmada por Filipelli, escrita por Sarlo, Oubiña y Llinás, actuada por los mejores actores de teatro de esta generación.
Veredicto: Tema interesantísimo. Muy bien filmada. Muy bien actuada, casi como una obra de cámara (laureles para Enrique Piñeyro, revelación, excelente en la piel del General). Pero. Por algún motivo. No pasa nada.
A mí, por lo menos, no me pasó nada al verlo. Nada de lo que esperaba: una objetivación extrema. Por supuesto que este efecto es buscado; no vamos a pensar que Filipelli, Sarlo y Llinás la pifiaron. Buscaban esto: la puesta en escena desapasionada, entomológica, de uno de los momentos más calientes de la historia argentina.
Ah: como le gusta a Llinás, no hay nombres propios en el guión. A puro sobreentendido, se habla de "el General", "ese cuerpo", "ella" y "nosotros". No apto para distraídos. A veces nos quejamos de no entender bien una película de Kazajstán. Pobre del extranjero -o el demasiado joven, o el distraído- que se meta con Secuestro y muerte, explícita, seca y directa desde el título.

El ambulante

5 comentarios:
Sigo cayendo en el truco: me compran con una ruta. Veo la ruta y sonrío. Si viene acompañada por canción alegórica, como Piedra y camino, mejor.
Algún angelito debe estar cuidándome que vi tres argentinas y todavía no puteo. Es más, estoy contenta. El ambulante es el lo que Carlos Sorín hubiera querido hacer y nunca logrará: una auténtica historia mínima en un pueblito perdido, con una alegría y un humor simplón difíciles de igualar. Sé que contado así suena mal, pero está bien.
El ambulante sigue a Daniel Burmeister, un "cineasta artesanal", como él se define, que anda por los pueblitos del interior con un Dodge destartalado y una cámara de vhs, haciendo películas con los habitantes de los pueblos como actores. Repite siempre los mismos cuatro o cinco guiones, en un tono de picaresca costumbrista; pide a cambio alojamiento y comida, todo de lo más humilde. Y es feliz, y sus actores-técnicos-asistentes son felices. Después la película se estrena, él cobra cinco pesos la entrada y se va a empezar de nuevo al pueblo de al lado. Los directores del documental, que lograron invisibilizarse notoriamente, permiten que hasta a nosotros, espectadores de la ciudad, se nos contagie la risa.
Maravillosas son, por ejemplo, la escena del casting, o aquella en la que se improvisa un travelling con unos chicos arrastrando una frazada. Suena ñoño. Está buenísimo.

At the end of the Daybreak

No hay comentarios.:
Sin películas asiáticas no hay Bafici. Así que ayer, considerando que era el segundo día y ya había visto cuatro películas con idiomas comprensibles, me embarqué en esta tragedia honkonguesa. Mmm. Está lejos de los grandes momentos que hemos pasado con Johnnie To y tantos otros ilustres nativos del país asiático con volante del lado izquierdo. La trama es tan terrible que, por algún motivo, no emociona nada. Todo parece suceder sin mucha motivación: una de Montescos y Capuletos donde sentimiento es lo único que falta, porque hay alguna pintura de costumbres y vuelan los ceniceros a la Su Giménez. Lo único que me interesó es el paisaje: créanlo o no, me resultó familiar. Las baldosas, azulejos y parqués de Hong Kong son igualitos a los del conurbano. Hay un túnel que yo juraría que es el de Libertador, con la misma curva insensata. Y finalmente hay un embalse que yo he visto en Córdoba alguna vez. Ah, muertes al pedo tenemos acá también. No nos mientan más.

Disorder, de Huang Weikai

2 comentarios:
Caos y desorden en la China. Un zapping de una hora de material en crudo y en blanco y negro granulado. Animales sueltos en el espacio urbano, tipos locos como una cabra, policías sacados, gente que cruza la autopista caminando, tipos estafados que amenazan con tirarse de un puente. Un bebé encontrado en la basura. Patas de oso contrabandeadas. Osos hormigueros despistados, lagartos y cerdos sueltos en la ruta. Bloopers de tv basura ("¡miren a los canas ponjas tratando de subir el chancho al camión, que gomas que son!".
La sección se llama Documental Político Chino, pero Disorder no está muy lejos de lo que muestran en los programas en los que labura Facundo Pastor.

J. Pérez

viernes, abril 9

Rocksteady - The Roots of Reggae, de Stascha Bader

1 comentario:
Slow and Easy. Así va la peli, como el Rocksteady, ese estilo que Sly Dunbar define aquí como "la madre del reggae". El suizo Stascha Bader encontró acá una gran excusa para dejar bien grabados en la historia (y en HD) a un grupo de músicos jamaiquinos que tuvo su momento de fama en la segunda mitad de los 60. De a una van pasando las canciones que los hicieron famosos, todos hits que alguna vez escuchamos (casi seguro como covers): "The Tide is High", "Silent River Runs Deeps", "Stop That Train" y muchas más sonando con un estudio de grabación como escenografía. 
Los momentos que van a quedar como souvenir de este Bafici, una vez que baje la marea fímica, ocurren fuera del estudio:
1. Rita Marley, en Trenchtown, diciendo, cómo si contara una anécdota, la letra de "No Woman No Cry" y recordando que cuando era chica revolvía la basura buscando comida.
2. Derrick Morgan cantando "Tougher Than Tough" en un teatro abandonado. Una voz inolvidable, acompañada por una acústica, unos bongós y nada más.
3. "By the Rivers of Babylon", cantada por rastas de la calle, chicos y grandes en éxtasis, diciendo versos hechos para escapar de la esclavitud (y yo cuando era chico y la escuchaba por Boney M creía que era otra canción boluda de playa más).
Además de la música, están las historias que rodean a las canciones. Y los tópicos que no pueden faltar: política, religión y ¡helados! Y no, no hablan del faso.

Jota Pérez

El Bafici agrega función en solidaridad con Jafar Panahi

No hay comentarios.:
El cineasta iraní Jafar Panahi está preso en su país desde el 2 de marzo. Los programadores del Bafici anunciaron una función en solidaridad con el director. Por tal motivo mañana sábado 10 de abril, en el marco de la sección Cine al Aire Libre se proyectará El circulo. La función será a las 21h en el pasaje Carlos Gardel (entre Anchorena y Jean Jaures), con entrada libre y gratuita.

Grave denuncia: fue a ver una película con una remera blanca que no decía nada y no lo dejaron entrar

3 comentarios:
Pero le escribió "Jarmush" con marcador negro y estuvo todo bien.

Momentos de incertidumbre se vivieron ayer en los cines del Abasto cuando un joven quiso entrar a ver una de las películas de Burkina Faso que están en la competencia oficial del Bafici y los encargados de cortarle la entrada le negaron el paso.
Corridas, pánico, pochoclo volando (de los jovenes que siguen una consigna pelotuda de una empresa auspiciante) y escenas dignas de The Host rompieron la calma tsaimingliana que se vive en el segundo piso del shopping cuando un joven (cuya identidad no fue revelada -era digital-) se animó a atravesar los controles vistiendo una simple remera blanca sin inscripciones ni marcas, algo que siempre fue mal visto, pero nunca había ocasionado ninguna discriminación salvo miradas de reojo reprobatorias. "Los chicos del control se pusieron nerviosos, nunca vieron a nadie que no reinvindicara ninguna corriente estética, musical ni cinematográfica, acá el que no tiene un logo o tapa de disco de algún grupo ignoto de los 70, tiene una foto de alguna serie de TV de los 90 o por lo menos una impresión del afiche de Paco, La punta del iceberg o algo así, como de guiño irónico" dijo una chica de credencial colgando y handy en la mano.
El hecho podría haber pasado a mayores, pero el joven sacó un marcador negro de la mochila, le escribió el apellido del influyente director de pelo blanco y los cortadores de entrada finalmente lo dejaron entrar diciendole "uh, que grosso ese chabón, que lástima que no pasen la última".
"Sabemos que el apelllido del director de Twin Peaks y Taxi Driver no se escribe así, que se escribe Jarmusch" agregó la chica del handy, "pero igual lo dejamos pasar porque acá lo importante no es ser sino parecer" aclaró.
Por su parte, el damnificado declaró "sory, sé que transgredí el dress code baficero, lo mío era un homenaje a los negros afroaméricanos de la serie The Wire, pero no lo cazaron, esto con Quintín no pasaba", al notar la mirada impávida de los periodistas acreditados que súbitamente se veían cubriendo un hecho no cinematográfico preguntó "¿no vieron la tercer temporada, man? ¿la de Bubs que se rescata y empieza a vender remeras blancas a 20pes? ¿dónde viven ustedes? ¿en Hamsterdam?" concluyó enigmático.

Rompecabezas, de Natalia Smirnoff

No hay comentarios.:
Ya es hora de ir diciéndolo: María Onetto es una gran, gran, gran actriz. Dúctil como pocas, todo lo hace y en todo convence. Y está acostumbrada a tener la cámara en la nariz, en la nuca, por todos lados: ya lo hizo en La mujer sin cabeza, una de las grandes actuaciones de la década, y lo repite ahora. Grande, grande, grande. La mejor de su generación, para mi gusto. Sus roles en teatro son decenas, pero alcanza con haberla visto brillar en Nunca estuviste tan adorable, de Javier Daulte. Se comía el escenario, y ahora se come la pantalla.
Rompecabezas es -se diría- una película chiquita, pero es un placer. Desde la primera, impresionante secuencia del cumpleaños, se teje -se arma- un retrato íntimo de esa mujer que ya ni nombre propio tiene, de lo alienada que quedó en su vida de ama de casa desesperada del conurbano. No, desesperada no: porque no parece esperar nada. Es un fantasma hasta para ella misma. Y por un rinconcito chiquitito como una pieza de rompecabezas empieza, de a poquito y casi por casualidad, a armarse una vida. Otra vida. Y se descubre, entre otras cosas, talentosa.
La peli tiene trazos de comedia muy bien pintados: los hijos que crecen desafiando a los padres, el chico con novia vegetariana que le rechaza la comida a la madre, el marido ferretero que de pronto hace tai-chi, la escena en el locutorio (¡gran gran cameo de la "redondita" Graciela Bordin!) . También vale la pintura social, el viaje casi no contado de Turdera a Recoleta. El Puma Goity está muy bien; por una vez en la vida, representa a un tipo de su edad, con una mujer de su edad. De la solvencia de Arturo Goetz ya se ha hablado mucho en los últimos tiempos. Pero, insisto, la verdadera delicia es el paulatino descubrimiento de la protagonista, que se desenrolla de a poco y sin avisar.
Natalia Smirnoff, operaprimista: mis más sinceras felicitaciones.

Leslie, my name is Evil, de Reginald Harkema

No hay comentarios.:
Jugarse el primer día a ver una peli a las diez de la mañana, otra a las 19 y otra a las 23 es una apuesta arriesgada, pero venía con ventaja: a Reginald Harkema, el director de la función nocturna, lo conocemos desde hace un par de Baficis. Monkey Warfare es una de las películas que permanecen en la cabeza cuando el torbellino pasa.
Y Leslie venía bien. Como buen canadiense, Harkema le pega duro al american dream y se mete derechito en la panza de la bestia. Además, evidentemente la atrae la época de la violencia. La Leslie del título es una de las chicas del clan Manson, y la peli muestra su caída (?) y el juicio posterior. La vida de Leslie se muestra en paralelo con la de Perry, un ñoño católico con novia rubia y papá pro Vietnam que se parece al Eric de That's 70 show (aunque la novia de Eric se parecía más a Leslie). Perry hace todo lo mejor que puede, hasta que es llamado a integrar el jurado y el demonio, en la forma de Leslie, empieza a complicarle la vida.
Buena peli. Del género "mataron a Kennedy, oh dios", pero rocanrolera. Charlie Manson se parece a Viggo Mortensen, pero Viggo nunca hubiera podido hacerlo tan loquito.
En el final Harkema da a entender algo así como bueno, amigos, que no veamos la mierda no la hace desaparecer. Quizás por eso le gustan los setentas: porque todo estaba a la vista.
Bonus: si por casualidad viste las tres pelis que trajo en el Bafici 9, con esta completás su obra y te llevás el álbum con las figus de Leslie en bolas.

Baficito: Kerity + Composición de goteras para lluvia sostenida + cortos

No hay comentarios.:
Los fanatismos nos llevan a hacer cosas insensatas. Por ejemplo, yo, por seguir al Grupo Humus, que el año pasado mostró la maravillosa Básicamente un pozo, me metí a ver un programa entero de Baficito atraída por un corto ¡de un minuto! Que si llegaba tarde, me lo perdía. Por suerte eso no sucedió, porque Sergio Wolf está tan orgulloso del Baficito que presenta las funciones y nos da siempre cinco minutos de changüí. Así que recién cuando me senté le pregunté a mi vecina de butaca cómo era el programa que estaba por ver.
Vi Composición para goteras sobre lluvia sostenida, el corto de los amigos de Humus, que hace pensar en lo largo que es un minuto y hasta qué punto se lo puede llenar de colores. Me parece que a los Humus les debe gustar Rumba.
Después vi un par de cortos argentinos que ya me olvidé, y Copia A, la pesadilla de un proyectorista, muy divertido. Y finalmente vino Kerity, el largo, una fábula francesa acerca de un niño amante de los cuentos que no consigue aprender a leer. Los dibujos son lindos y la historia está bien, pero hasta ahí. De todas manera, nada verdaderamente malo puede pasarte en el Baficito.

My own private festival.

No hay comentarios.:

Diario de viaje de Gombrowicz, diario a secas digo: Lunes/yo; Martes/yo; Miércoles/yo. Jueves/ El mal policia. No es tan alto donde estoy, 3600 mts sobre el nivel del mar, ya pasé los 4900 del abra de Acay pero le debo agregar el cordero que preparó Ramón. Tengo un peso en el pecho que apenas me deja respirar; ¿qué se puede hacer salvo ver peliculas? Metido en una cama bajo una pesada manta de piel de llama, afuera es silencio total. Gombrowicz: ¨Exijo del arte no sólo que sea bueno, más aún, que esté solidamente anclado en la vida¨. Más adelante en el año 1953, en Salsipuedes en las sierras de Córdoba anticipa una de las reglas oblicuas del maestro Brian Eno: ¨Mucho más que en un concierto prefiero a Chopin mal tocado y a través de una ventana abierta¨. Volvio Herzog; al menos para mí, después de los dos últimos experimentos pseudo ecologistas y tantos otros intentos de cambiar el esquema; tan desesperado como Astrada en el fin de la tabla. Y Cage viejo y patético; Keitel podía dar miedo, Cage da pena. Las películas en las circunstancias justas. La noche de ayer fue más alucinada aún. Le doy clik a Zeitgeist que me pasaron mis amigos uruguayos. Sin títulos, sin director, sin productor. Un mensaje del más allá. La contracara de la visión paranoica americana; la misma cara si se quiere. September 11 fue un auto-atentado; Pearl Harbor fue un auto atentado; los americanos quieren dominar el mundo por el miedo. Lo sabía pero a esta hora de la madrugada y respirando como maradona con el pulmotor todo tiene otro color. En la mañana sin embargo estoy perfecto; siempre en la mañana renazco. En el bus a Salta tuve una buena dosis de Cine a Bordo que para hacerlo más clase B ahora los choferes prefieren la opción en castellano. Identifico una y otra vez al que dobla a Homero en otros tonos. En la clase B de los micros aparecen las caras de las series. El médico bueno de Nip/Tuck haciendo de psicópata asesina familias; la residente buena de House en minifalda haciendo de esposa de un falso Jackie Chan estafador. Y Richard Gere que siempre lo engancho en locaciones exóticas; abogado en China; reportero en Serbia; Médico en Ecuador. No hay temática seria que la clase B no convierta en género. Genero denuncia; género revelación. Estoy viajando, andando, como dice la canción de Spiritualized; ¨Un enorme paso todo y cada día¨. Sin embargo de lo único que pueda hablar es de alguna película que he visto en noches alucinadas. Crucé la frontera y cada noche un capítulo de la serie inglesa Life On Mars en las locaciones más inverosímiles. Ya escribiré después quizás. Pero sí, me siento en otro planeta.

Dj malhumor.

PD: como documento están las fotos.

La frase del día (Bafici 2010, jueves 08)

No hay comentarios.:
"¡Che, no te tenías que vestir de Bafici para venir al Bafici!. Ese chaleco de cuero lo podrías haber dejado en el auto".
Grito de un chabón a una amiga mientras subían corriendo las escaleras del Atlas Santa Fe 1 para ver "Leslie, My Name is Evil". Hubo en esa función, tres miembros del staff de EA, dos de ellos coinciden en que esta peli va a terminar en nuestro top 5 de este fest.

jueves, abril 8

Pequeña música nocturna. En vivo en el Bafici

No hay comentarios.:
Esta es la programación musical de esta edición del Festival de Cine Independiente. Siempre con entrada gratis, los shows serán en el Espacio BAFICI, Guardia Vieja 3332.  

JUEVES 8
23.00 Lucas Loxon. Army of dub

VIERNES 9
23.00 Shaman y los hombres en llamas

SÁBADO 10
23.00 Alan Courtis sobre Tony Conrad y Marie Losier

DOMINGO 11
23.00 Dani Umpi & Maricas Malas presentan Una Rosa y Una Estrella

MARTES 13
23.00 Alvy, Nacho y Rubin interpretan a Los Campos Magnéticos

MIÉRCOLES 14
23.00 Ariel Minimal en ocio 1

JUEVES 15
23.00 Gato y Chango en ocio 2

VIERNES 16
23.00 Leo García canta Miguel Abuelo

Putty Hill, de Matt Porterfield

1 comentario:
La tibieza es una de las peores sensaciones que a uno le puede provocar una película.
El famoso "está bien", sin signos de admiración. Putty Hill provoca un poco eso de a ratos, una tibieza en la que lo que estamos viendo está bien, tiene un par de ideas interesantes, algunos breves momentos que sobresalen y la constante sensación de que el responsable está buscando ser un poco más efectivo de lo que logra serlo. Putty Hill es como sus personajes: de a ratos seria, irresponsable, despreocupada, canchera, gratuita. Es una de esas películas que hacen que algunos críticos hagan observaciones que por generalizar, confunden: no, no sólo de esto se trata el cine independiente yanqui.
Un pibe muerto y la reconstrucción de su persona, a través de breves observaciones de quienes lo rodeaban, a punto de reunirse en su funeral. Personajes con prontuarios, skates, escotes pronunciados y mucho tiempo para matar. Y la cámara que pasa de ser testigo a "esconder" a alguien que hace preguntas en off, indagando sobre las relaciones de cada uno con el muerto, sus intereses, sus cosas.
Porterfield puede ser un director a tener en cuenta por sus demás trabajos. Algo de eso, al igual que su "estilo" se puede vivir recorriendo un poco su página de Vimeo.
Eso sí, yo voy a ahorrar unos mangos para contratar al barba que baila en los funerales. La palmaré, pero que la van a pasar bomba los que me sobrevivan, no quedan dudas...

Arrancó el Bafici: Rodríguez, de Julián Borrell y Demián Santander

No hay comentarios.:
Si soy así, qué voy a hacer... entre israelí nominada para el Oscar, sueca climática y argentina desconocida elegí la argentina desconocida. Casi haciendo ta-te-ti. El primer fotograma decía "Unviaje Films". Bien. ¿Por qué será que si la peli es buena decimos que es un viaje, pero si el viaje es bueno, decimos que es una película? Será que nos gustan los viajes y las películas. Será que se parecen.
No puedo resistirme a una road movie. Tengo la sensación de que el equipo tiene que ponerle muchas pero muchas ganas para arruinarla. Y sí, soy fácil, y por suerte, empecé bien: Rodríguez me gustó. De una forma un poco tonta, simplota: me gusta la ruta, me gustas tú; me gusta la ciudad, me gustas tú; me gustan los ríos, me gustas tú; me gusta la selva...
Es raro, pero las rutas argentinas tienen muchas menos películas que las que se merecen. Lo mismo pasa con Buenos Aires: nunca había visto el subte retratado como en Rodríguez. Es curioso tomarse el B para llegar al Bafici y veinte minutos más tarde, en la sala, verlo en pantalla gigante.
Sinopsis: dos chicas que fueron amigas emprenden un viaje juntas casi de casualidad. Casi. Algunas cosas podrían salir mal, pero a la larga todo sale bien.
Quizás le sobra un poco el redondeo de la última escena (¿necesitábamos eso? ¿te parece?), pero igual está bien. Si Rodríguez fuera malaya tendría chances de ganar un premio.

domingo, abril 4

JJ: Take me away like an overdose on heroine

No hay comentarios.:
Para esto queremos el otoño, para escuchar un poco de pop sueco y a chicas que canten desde las nubes "llevame / como una sobredosis de heroína".

Bafici 2010: gratis y al aire libre

No hay comentarios.:
Estas son las funciones gratuitas del BAFICI 12. Se exhibirán los sábados y domingos desde las 15h en el Pasaje Carlos Gardel (entre Anchorena y Jean Jaures)

Sábado 10
- 15h: Nuevos cortos argentinos 1
Introducción a la electrología (Tomás Frontroth), Y sin embargo al principio o acaso al final (Nicolás Savignone), La dama del bosque (Xavier Coronel), Si se pudiera saber… (Cecilia Lagar), Tenis (Estanislao Buisel Quintana), Estocada
(Gastón Margolin), La mujer que usaba esparcidas las ondas del pelo (Julieta Amalric), Hielos (Nicolás Okseniuk).
- 17h: Acné, de Federico Veiroj
Ver http://encerradosafuera.blogspot.com/2009/04/acne-de-federico-veiroj.html
- 19h: JCVD, de Mabrouk El Mechri 
¿Jean-Claude Van Damme haciendo de Jean-Claude Van Damme?.

Domingo 11
- 15h: Nuevos cortos argentinos 2
Esa soy yo (Belén Blanco), Retratoautorretrato de Lola Prun (Paulo Pécora),
Cynthia todavía tiene las llaves (Gonzalo Tobal), Del amor (Goyo Anchou),
Música para un film perdido (Luciano Zubillaga), Mandalas (Ernesto Baca).
- 17h: El último verano de la Boyita, de Julia Solomonoff
- 19h: Election, de Johnnie To 
Una de mafiosos de Hong Kong filmada por Johnnie To. ¿Te acordás cuando íbamos al Bafici a ver las de Johnnie To y Takashi Miike?

Sábado 17
- 15h: Nuevos cortos argentinos 3
Amaina (Eduardo Crespo), 8:05 (Diego M. Castro), Guernica (Rosario Cervio),
Carta a Fukuyama (Lukas Valenta), La Matanza y la cartonera (Leandro y Juan Pedro Querido).
- 17h: Tape, de Richard Linklater
La película que inspiró Grabado, la obra de teatro que después hicieron acá Fabián Vena y Rodrigo de la Serna.
- 19h: Femme rock doc, de Denise Elphick  (foto)
Miren como describe el catálogo baficero al DIY
"Desde los inicios del punk rock, el “Hazlo Tú Mismo” (DIY) fue esencial para el sonido descontrolado de las bandas. Relacionándose de forma antiacadémica con los instrumentos, las canciones destapaban una música cercana al grito primario como gesto de expresión tan auténtico como desestabilizador. Femme Rock Doc encuentra esa raíz punk en bandas de mujeres del Chile actual."
Y después terminan diciendo:
"El surgimiento de bandas de mujeres se puede ver como una consecuencia genuina de la era Michelle Bachelet, de un rock post-pinochetista como criadero del desenfado feminista punk."

Domingo 18
- 15h: Nuevos cortos argentinos 4
Aire sólo sería (Martín Morgenfeld), Verano (Milton Secchi) Mientras paseo en cisne (Lara Arellano), Los árboles se mueven (Christian Nuclares, Sergio Subero), Las sucias (Bruno Gruppalli), Sábado uno (Ignacio Rogers), La mia casa (Marcelo Scoccia).
- 17h: Velódromo, de Alberto Fuguet
- 19h: Buen día, día, de Sergio Costantino y Eduardo Pinto.
Documental sobre Miguel Abuelo.

+ info: http://www.encerradosafuera.com.ar/festivales/bafici12/guia12.php

jueves, abril 1

Guía Encerrados Afuera Para Pasarla Bomba en el Bafici ™

2 comentarios:
Y llegamos al 2010, un año en el que más que hacer contacto parece que va a ser el año en que vivimos en peligro. Y llegamos a otra edición del Bafici que, como suele suceder, se intuye elefantiásica e inabarcable. Mucho para ver, disfrutar y clavarse.
Por eso esta Guía Encerrados Afuera para pasarla Bomba en el Bafici ™. Porque queremos seguir con esta hermosa tradición que empezamos unos años atrás, cuando nadie se tomaba el laburo de revisar y darle alguna traducción –por más azarosa, simplista o bobalicona que sea- a los catálogos de los Festivales de cine antes de que den bandera de largada.
Pero las cosas cambian rápidamente. La oferta de elucubraciones previas se multiplica y aparecen críticos, fanáticos y advenedizos con listas, listitas y listones. A pesar de eso, acá estamos, dedicándole un buen rato a esa sana tarea que –como sabemos- mucho de ustedes suelen disfrutar.